En los zapatos de otro

En la época de Armando López Santibañez, como Director General de Autotransporte Urbano, se elaboró la Guía de Taxis Colectivos con itinerario fijo, con la información de todas las rutas, los trazos de cada derrotero que operaba y hasta el rol de placas, representando dos interesantes antecedentes:

•Eran 103 rutas con 14 mil 377 unidades, prestando servicio en 837 derroteros.

•Las concesiones o placas “azules” podían ser utilizadas indistintamente para colectivo o taxi.

Actualmente los taxistas están en un enfrentamiento con Uber, empresa que nunca ha pretendido cubrir la totalidad de los servicios del Taxi, pero si captar un aproximado del 20% de los viajes de mayores ingresos.

La cuestionable resolución de Cancún a favor de Uber de considerarlo como un servicio privado por prestarse mediante una aplicación, bajo este supuesto, es importante precisar que no existe reglamento para su operación, pero aun así ya se encuentra operando su servicio.

Con este antecedente se abre la posibilidad de que las plataformas puedan ofrecer el servicio de ruta fija.

Ese escenario nos plantea dos situaciones que se deben reflexionar, y que debiera hacer que los dirigentes de colectivo se pongan en los zapatos de los dirigentes de taxis:

1.Puede sucederle al transporte colectivo de tener una competencia desleal,

2.Debe de atender los requerimientos de los usuarios, antes de que otros ofrezcan hacerlo.

Y considerando lo anterior 


¿Cuáles  son las tendencias en el futuro del transporte público colectivo?

Servicio diferenciado y exprés,

Servicio inclusivo con ajustes razonables,

Cobro centralizado,

Servicio ofrecido por app para su ubicación en tiempo real, posibilidad para evaluar al operador, la unidad y el servicio,

Servicio con perspectiva de genero, -botón de pánico, protocolos, campañas de difusión, operadores capacitados y servicios especiales -,